Aprende a cuidar tu piel con estos consejos de un especialista

El dr. Miguel Torres Ramírez, especialista en Dermatología, entrega importantes consejos para mantener nuestra piel sana, especialmente en verano en que “la piel se ve más expuesta y sufre agresiones como exceso de radiación ultravioleta, polución ambiental o irritación por sustancias como el cloro en las piscinas”.


En general ¿cuáles son los cuidados principales para mantener una piel sana?

La piel es el órgano más extenso del ser humano y para mantenerla sana es necesaria una preocupación constante, a saber:

  • Hidratación frecuente usando productos locales adecuados como cremas o geles.
  • No fumar, el cigarrillo es vaso constrictor por lo cual los nutrientes que llegan vía sanguínea a la piel se ven disminuidos.
  • Uso diario de protector solar y repetirlo las veces que sea necesario.
  • Actividad física frecuente lo que asegura mayor llegada de nutrientes.   
  • Uso de jabones adecuados.
  • Consumir alrededor de 2 litros de agua al día.
  • Visita programada a cosmetóloga y masajistas.
  • Evitar el uso exagerado de productos de limpieza como jabones, geles de ducha, etc., ya que es necesario mantener capa lipídica en la superficie y así no producir sequedad excesiva o dermatitis de contacto.
  • Examen frecuente de la piel poniendo énfasis en cualquier irregularidad, aparición de nódulos y en especial examinar lunares existentes.
  • Consultar con el dermatólogo ante cualquier cambio detectado.
Dr. Miguel Torres, dermatólogo.


¿Cómo identificar una lesión en la piel que puede ser cancerosa?

La mayoría de las lesiones tumorales malignas de la piel son secundarias a exposición solar excesiva al recibir mayor cantidad de radiación ultravioleta.

Debido a ello el cáncer más común es el carcinoma Basocelular que se encuentra generalmente en zonas expuestas como cara, cuello, orejas y antebrazos.

Otros cánceres, menos comunes pero más graves, son el carcinoma Espinocelular y el Melanoma maligno derivando este último de lunares preexistentes en la mayoría de los casos.

Para detectar un Melanoma maligno en etapas tempranas y con ello tener una mayor seguridad se recomienda realizar un autoexamen de lunares que debe cubrir la totalidad de la superficie cutánea. Es fundamental seguir el A, B, C, D y E de los lunares y consultar a la brevedad con especialista si encuentra alguna anormalidad.

A.- Asimetría: Se observa que el color de un lado es distinto al otro.

B.- Bordes: Irregularidades y poco definidos

C.- Color: Varía en la superficie entre café, negro, rojo o azulado.

D.- Diámetro: Mayor a 6 mm.

E.- Evolución: Se observa cambio de forma, color y tamaño en el tiempo.

Como norma general se considera que ante una lesión cutánea ulcerada que no cicatriza en 30 días se debe acudir al médico para descartar un cáncer de piel incipiente.

¿El protector solar es suficiente para evitar el cáncer de piel?

El protector solar es fundamental para evitar la aparición de un cáncer de piel en especial en las personas que se exponen mas allá de lo normal al sol por su actividad como: agricultores, comerciantes expuestos o deportistas. Pero no es lo único, también se debe considerar:

  • Fenotipo es decir, tipo de piel. La piel se clasifica en 6 tipos según la capacidad de broncearse y quemarse. 

TIPO:

I – Siempre se quema nunca se broncea.

II – Se quema con facilidad y se broncea poco.

III – Se quema a veces y se broncea con facilidad.

IV – Se quema poco y siempre se broncea.

V – No se quema o raramente se quema.

VI – Raza negra.

Se deben tener máximas precauciones en los tipos I y II cuyos exponentes típicos son oriundos de países como Finlandia, Noruega y Dinamarca, ellos deben usar protectores solares varias veces al día si se exponen más allá de lo recomendado.

Además se debe tener en consideración:

  • Antecedentes de cáncer de piel en la familia
  • Antecedentes personales de cáncer de piel
  • Quemaduras solares previas debido a exposición excesiva con poca o sin protección en especial en la infancia.


¿Qué otros cuidados debemos tener para evitar este riesgo?

Aparte del uso de protectores solares, que es fundamental, también se debe considerar:

  • Evitar exposición solar entre las 11:00 y las 16:00 hrs.
  • Uso de ropa adecuada como sombrero, lentes de sol, camisa manga larga etc.
  • Exponerse al sol en forma progresiva en especial cuando se va de vacaciones a la playa o montaña.
  • No olvidar que la arena, nieve y agua reflejan la radiación ultravioleta aumentando el daño actínico.
  • No exponer al sol a menores de 1 año.
  • Fenotipos I y II deben evitar exposición solar y deben tomar las máximas precauciones si lo hacen.
  • Consultar con el especialista ante cualquier lesión cutánea que parezca sospechosa.
  • Usar protector solar con índice de protección entre 30 y 50. Aplicarlo 30 minutos antes de la exposición y repetir según necesidad.
  • Considerar que la radiación ultravioleta no es detenida por las nubes, por lo cual llega a la superficie de la Tierra en su totalidad. Las nubes solo detienen los rayos infrarrojos que son los que dan la sensación de calor.