Cuando vayas al campo cuídate del hanta

Junto con los días soleados se abren las opciones de paseos y campamentos en zonas rurales y cordilleranas de nuestra Región y con ellas aparece un riesgo que no se puede pasar por alto: El virus hanta.

Esta enfermedad es extremadamente grave ya que tiene un índice de mortalidad cercano al 30 por ciento en Chile. Es decir, de cada 10 personas que contraen el virus 3 fallecen, a pesar de todos los esfuerzos médicos por salvarlas.

Según reportes de prensa en 2017 la Región de Bíobio (de la que Ñuble aún formaba parte) registró 18 casos, de los cuales 6 murieron (33,3%).

 

Primero: Prevenir

Por ello es de vital importancia adentrarse en la naturaleza conociendo los riesgos y tomando las precauciones para evitarlos.

Hay que recordar que el hantavirus se contrae por estar en contacto o respirar en ambientes donde hay heces, orina o saliva del ratón colilargo (Oligorizomys longicaudatus), incluso por beber agua contaminada por éste. El patógeno muere rápidamente al estar en contacto con el aire y el sol, mientras en los lugares húmedos, oscuros y sin ventilación puede durar bastante tiempo.

Las autoridades de salud dividen los consejos de prevención* en dos grupos:

Para quienes visitan áreas silvestres

  • Elija lugares limpios y libres de matorrales y pastizales.
  • Use carpa con piso, cierre y sin agujeros.
  • Guarde alimentos en envases resistentes y cerrados. No deje ollas y utensilios al alcance de los ratones.
  • Camine sólo por senderos habilitados. No se interne entre matorrales y pastizales.
  • No recolecte ni consuma frutos silvestres.
  • Mantenga la basura en recipientes cerrados, si es necesario entiérrela.
  • Beba sólo agua segura (potable, envasada, hervida o desinfectada).

Para quienes viven o trabajan en zonas rurales

  • Ventile por 30 minutos antes de entrar a lugares cerrados por largo tiempo.
  • Después de ventilar, rocíe el suelo y superficies con agua y cloro. Luego limpie y barra.
  • Mantenga el exterior de casas y bodegas libre de maleza y basura.
  • Mantenga las bodegas ventiladas y ordenadas, sin materiales de desechos.
  • Selle y desratice galpones y bodegas.
  • Mantenga los alimentos y agua fuera del alcance de los roedores, almacenándolos siempre en envases herméticos.
  • Evite el ingreso de los roedores a las viviendas tapando los orificios y cavidades por donde puedan entrar.
  • No mate zorros, culebras y lechuzas: le protegen de los roedores.

 

Si en cualquiera de los dos casos encuentra excrementos, ratones muertos, nidos, alimentos roídos y otros objetos que pudieron estar en contacto con los ratones:

  • Utilice overol, botas o zapatos de seguridad y guantes además de mascarilla N100.
  • Rocíe sobre los ratones muertos, excrementos u objetos contaminados una solución de cloro concentrada (sin diluir) y espere 5 minutos.
  • Colóquelos en una bolsa plástica cerrada, póngala dentro de una segunda bolsa y ciérrela. Las bolsas deberán enterrarse en pozos de más de 60 cms. de profundidad o quemarse.
  • Lave sus manos con guantes puestos en solución desinfectante y después lave las manos con abundante agua.

*Estos consejos son válidos para todo el año. La campaña se intensifica en primavera y verano debido al aumento de visitantes a las zonas rurales.

 

Segundo: identificar los síntomas

El hanta tiene un periodo de incubación de entre una y 6 semanas, durante el cual no hay síntomas.

Estos aparecen luego como una gripe común, aunque sin congestión nasal o romadizo.

Por ello debe informar a su médico si ha estado en el campo o el bosque entre una semana y 45 días antes, en el caso de presentar algunos de estos síntomas:

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolor muscular
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Dolor abdominal
  • Diarrea
  • Decaimiento
  • Con menor frecuencia aparece respiración agitada, dolor de las articulaciones, tos y sudoración.

Cuando la enfermedad está avanzada el paciente presenta tos brusca, disminución de la presión arterial y dificultad para respirar, lo que configura la llamada fase cardiopulmonar de este mal. Esta puede llegar a insuficiencia respiratoria severa y el fallecimiento de la persona.

Recuerde que mientras antes se diagnostique el hanta mayores son las posibilidades de sobrevivir a esta peligrosa enfermedad.