Descubre si tienes ansiedad y cómo controlarla

La pandemia que estamos viviendo puede tener un efecto negativo en nuestro bienestar emocional ya que trae consigo diversos factores que generan molestia, incertidumbre o preocupación. Por ejemplo no poder salir de casa con la libertad de antes, mirar a los demás o ser nosotros mismos vistos como un posible riesgo de contagio, preocupación por la salud de nuestros seres queridos, además de la situación económica.
Muchas veces uno piensa que no sufre ansiedad pero en realidad no está reconociendo síntomas:

  • Malhumor permanente
  • Estado de ánimo negativo
  • Patrones de sueño diferentes a lo habitual (dormir más, dormir menos, dormir en horarios diferentes)
  • Comer demasiado ya sea en las horas de comida o entre ellas
  • Pérdida de la concentración, volverse olvidadizo(a)
  • Problemas de salud mental que empeoran (depresión, por ejemplo)
  • Mayor consumo de alcohol, drogas o tabaco

Para frenar la ansiedad o el estrés en esta época es importante:
Cuidar y mantener la relación con los demás. Ya sea los que viven con nosotros o amigos y seres queridos que están en otro lugar. Para ello podemos aprovechar las redes sociales, llamadas telefónicas, videollamadas, etcétera. Lo importante es sentir esa cercanía sicológica con los demás.
Reducir las noticias. Estar todo el día recibiendo información sobre la enfermedad y sus consecuencias sólo aumentará nuestra ansiedad y angustia. Reduce tu exposición a estas noticias ya sea a través de los medios de comunicación como por redes sociales.
Establecer rutinas. Aunque cueste apegarse a ellas, las rutinas nos ayudan a dar estructura a nuestro día porque nos proveen de estabilidad.
Realizar actividades placenteras. Tener un pasatiempo, leer, ver una buena película, hacer meditación, escuchar música o tocar un instrumento, entre otras, son actividades que nos proporcionan satisfacción y nos ayudan a tolerar mejor la ansiedad.
Mantener sus tratamientos. Los pacientes de salud mental deben seguir tomando sus medicamentos y asistir a sus controles para evitar que su condición se agrave.