“Las vacunas siempre ayudan a prevenir enfermedades”

El vacunatorio de Clínica Chillán cuenta con una amplia gama de vacunas complementarias para aumentar la protección de la salud de personas de diversas edades e, incluso, apoya el programa de inmunizaciones del Ministerio de Salud en algunas de sus campañas, como anti influenza y sarampión.

La enfermera Melisa Sobarzo, jefa del vacunatorio, explicó en entrevista con Canal 21 de Ñuble, que en Clínica Chillán se encuentra por ejemplo, la vacuna contra el VPH, que desde 2014 se coloca a las niñas de 4° y 5° básico para prevenir el cáncer de cuello del útero.

La profesional destaca que en algunas ocasiones los papás prefieren no autorizar esa vacuna para sus hijas y eligen la de la clínica, ya que la que coloca el ministerio protege contra menos cepas (4) del virus papiloma humano. “Tenemos la nonavalente, para 9 cepas, que cubre el tema del cáncer cervicouterino, cáncer anal, rectal y las verrugas genitales”, puntualiza, agregando que “acuden muchas pacientes a la clínica para ponerse la vacuna más que nada de forma preventiva. La empezamos a colocar desde los 9 hasta los 27 años. Claro que si el médico la indica fuera de este plazo se podría colocar también. La inmunidad es por 15 a 20 años”.

Junto a la anterior Melisa Sobarzo destaca otras vacunas complementarias al programa nacional de inmunizaciones, “que son vacunas que los padres elijen colocar a sus niños, entre ellas están rotavirus y meningitis, para los más chiquitos”. El rotavirus, enfatiza, “es más común de lo que uno piensa, generalmente ataca a niños menores de 5 años causando diarrea, vómitos y deshidratación lo que puede requerir hospitalización, con esta vacuna prevenimos eso”. Esta inmunización se coloca una sola vez y es para bebés que tengan entre dos y 8 meses. No existe para niños más grandes.

Las vacunas para viajeros también están disponibles en Clínica Chillán “por ejemplo hepatitis A y B, tifus, fiebre amarilla. Con esta última trabajamos con lista de espera por lo que pedimos a los pacientes que llamen antes para asegurarla. Se coloca mínimo 10 días antes viajar. Si se la quieren colocar antes, mucho mejor. La vacuna otorga inmunidad de por vida aunque se puede poner un refuerzo a los 10 años”. Agrega que también hay que inmunizar contra el sarampión a niños menores de 6 años que viajen fuera del país, ya que esa vacuna se aplica en primero básico.

Los mitos

La enfermera despeja algunos mitos relacionados a las vacunas, por ejemplo “eso de que la vacuna anti influenza causa resfrío es un mito, eso sucede porque justo la persona estuvo incubando un resfrío y en el tiempo en que se vacunó aparece el resfrío y le echa la culpa a la vacuna. La de la influenza es una parte del virus inactivada, muerta, que provoca que se generen anticuerpos y así cuando nuestro cuerpo se enfrente a la influenza sea capaz de responder”.

“Es un mito que las vacunas causen la enfermedad que están diseñadas para evitar. Son 100% seguras y no son capaces de producir la enfermedad. Las vacunas siempre ayudan a sus niños a evitar alguna enfermedad que puede ser mortal. Por eso es importante que se hagan responsables y lleven a sus niños a vacunar”.

Aunque se puede ir a la clínica y solicitar la vacuna directamente, la profesional sugiere llamar antes y agendar para tener la vacuna disponible.

Mira la entrevista completa aquí:

Más información en //www.clinicachillan.cl/vacunatorio/