Clínica Chillán incorpora moderna tecnología para Ñuble

Un gran avance tecnológico es el que Clínica Chillán ha concretado recientemente con la adquisición de un moderno equipo para intervenciones quirúrgicas. Se trata de una Torre de Laparoscopía, la que viene a beneficiar tanto a pacientes como a profesionales médicos, ya que permite operaciones menos invasivas y de recuperación más rápida.

Un gran avance tecnológico es el que Clínica Chillán ha concretado recientemente con la adquisición de un moderno equipo para intervenciones quirúrgicas. Se trata de una Torre de Laparoscopía, la que viene a beneficiar tanto a pacientes como a profesionales médicos, ya que permite operaciones menos invasivas y de recuperación más rápida.

Según la gerente general de Clínica Chillán, Mónica Jiménez, esta inversión en tecnología de punta obedece a la gestión que está realizando la nueva administración en conjunto con los nuevos socios y dueños del centro de salud privada líder de Ñuble, con el objetivo de brindar un servicio cada vez de mayor calidad. “Este avance está dentro de un Plan de Inversión Tecnológica que apunta a responder a los requerimientos de nuestra región con prontitud, calidad y eficiencia”, asegura la profesional y agrega que “hasta ahora sólo contábamos con un equipo, por lo que se realizó una inversión de 45 millones de pesos para seguir potenciando nuestro servicio de excelencia”, manifestó.

Cabe señalar que este Plan de Inversión Tecnológica comprende una fuerte renovación de gran parte del equipamiento, para continuar estando a la vanguardia en prestaciones de salud que brinden garantía a sus usuarios y ser una clínica atractiva para los profesionales médicos de la zona. “Dentro de la planificación a mediano-largo plazo pretendemos hacer una sala de recuperación mucho más amplia y con mayores herramientas para atender la actual demanda de la comunidad”, expresó la gerente general.

Visión médica

La reciente adquisición de la Torre de Laparoscopía será fundamental para diferentes cirugías. El Dr. Mauricio Vespa, encargado del área quirúrgica de Clínica Chillán afirmó que una mejor precisión “nos permitirá abordar cavidades (especialmente la cavidad abdominal), con una mínima agresión a las paredes del paciente, lo que redunda en mucho menor grado de dolor y en una recuperación más rápida para que se reintegre a su vida normal en menos tiempo, comparado con lo tradicional de las cirugías abiertas”, aseveró el facultativo, quien precisó que la cirugía de vesícula y la de apéndice son las intervenciones más comunes, aunque con el tiempo se pretende sumar otras cirugías.

Asimismo, el Dr. Vespa explicó que antes contaban con un solo equipo y ahora al sumar este segundo, “se podrá efectuar dos cirugías de manera simultánea, con resultados más rápidos y eficientes (de 30 días de licencia bajamos a un máximo de 10), lo que otorga mayor tranquilidad a los médicos, así como a los pacientes y sus familias”, concluyó.