Los cánceres más frecuentes del aparato digestivo

Las lesiones malignas más frecuentes de aparato digestivo son el cáncer gástrico, el cáncer de colon y recto y el de la vesícula biliar. Si bien no son las únicas, son las más frecuentes en nuestro medio.

Chile, al igual que muchos otros países del mundo, ha sufrido un aumento en sus cifras durante los últimos años, como el cáncer colorrectal, pulmón, ovarios, mamario, entre otros.

Se ofrece un análisis de algunos de ellos, su incidencia, síntomas de sospecha, y cómo prevenir su aparición o, por lo menos, hacer un diagnóstico precoz.

CÁNCER  GASTRICO

El cáncer gástrico es uno de los cánceres más frecuentes en el mundo. Recientes estudios han contribuido  en la comprensión de esta enfermedad.  Revisaremos algunos  aspectos relacionados con esta enfermedad. La variedad histológica más frecuente es el adenocarcinoma, y aunque no es la única,  el 90% de los casos son de esta variedad.

EPIDEMIOLOGÍA

Es la segunda causa de mortalidad por cáncer en el planeta y la quinta en incidencia anual por tumores malignos. Uno de cada 36 hombres y una de cada 84 mujeres desarrollarán cáncer gástrico antes de los 79 años. En la actualidad, tres países concentran el 60% de los cánceres gástricos del mundo: Japón, China y Corea. Existen 2 variedades, el cardial, que afecta al segmento alto del estómago, (la unión gastroesofágica) y el no cardial, que afecta al resto del estómago. Este último ha disminuido en los últimos años, pero el cardial ha sufrido un incremento alarmante en la población mundial.

DIETA Y CÁNCER GÁSTRICO

La sal y las comidas preservadas con sal son un factor de riesgo para el cáncer gástrico desde 1952. Los mecanismos para este fenómeno son:

  • Potencia la colonización y virulencia del Helicobacter Pilori.
  • Cambio de la capa mucosa protectora lo que lleva a la mayor exposición de componentes nitrosos.
  • Causan una respuesta inflamatoria del epitelio gástrico que aumenta la proliferación celular y aumenta la probabilidad de una mutación endógena. Estudios epidemiológicos en 24 países han mostrado una correlación significativa entre mortalidad por cáncer y consumo de sodio. Por el contrario, estudios recientes prospectivos han demostrado una reducción significativa del riesgo del cáncer gástrico en sus dos variedades por el consumo de frutas y vegetales frescos.

En el año 2015, la agencia internacional para la investigación del cáncer gástrico evaluó  la carcinogenicidad de las carnes rojas y de carnes procesadas (son las que se han modificado para cambiar su gusto mediante el sistema de ahumado, agregado de sal y preservantes), estas incluyen hotdog, salames, embutidos, jamones, etc. Analizaron 800 estudios epidemiológicos referentes a cáncer colorrectal, gástrico, próstata y de páncreas. Concluyeron que tienen relación con el cáncer colorrectal y posible asociación con el gástrico, en cambio las carnes rojas solo con el cáncer colorrectal y sin asociación con el gástrico.

LA PESQUISA DE LESIONES PRECANCEROSAS

  1. La endoscopía digestiva alta es el examen de mayor rendimiento, no existe otro examen que la reemplace.
  2. La atrofia del área oxíntica es una condición de mayor riesgo y tanto la infección por H. pilori como la gastritis son los eventos que la producen. Por lo que la sociedad europea de patología recomienda que pacientes con extensa atrofia o metaplasia intestinal, deben tener un seguimiento endoscópico cada 3 años con toma de biopsias.

PREVENCIÓN

La prevención del cáncer gástrico se puede enfocar en 3 niveles:

  1. Prevención primaria: Disminuir la exposición a los factores de riesgo o aumentar la resistencia de la mucosa ante factores de riesgo. Existen 3 intervenciones en este punto:
  2. Erradicación de la infección por H. Pilori
  3. Eliminar el consumo de cigarrillos
  4. Cambiar los hábitos en la comida, eliminar alimentos salados y preservados, y el aumento de ingesta de frutas y verduras frescas.
  5. Prevención secundaria: Se refiere a la detección precoz y tratamiento de la enfermedad.
  6. Prevención terciaria: Se refiere al tratamiento, rehabilitación y paliación para mejorar el pronóstico de los pacientes con cáncer gástrico.

HELICOBACTER PILORI Y CÁNCER GÁSTRICO: Está presente en el 50% de la población mundial. Causante de la mayoría de los canceres gástricos no cardiales (del cuerpo y antro gástrico). Por tanto prevenible.

ESTILO DE VIDA Y CÁNCER GÁSTRICO

LOS HÁBITOS DE FUMAR Y BEBER ALCOHOL: No existe evidencia epidemiológica entre alcohol y cáncer gástrico, pero la evidencia para el hábito de fumar es inequívoca tanto para pacientes con cáncer cardial como el no cardial. El riesgo de fumar 20 cigarros al día aumenta el riesgo de desarrollar cáncer gástrico en 1,62 en varones y 1,2 en mujeres.

FACTORES METABÓLICOS Y CÁNCER GÁSTRICO

La relación entre colesterol en sangre y cáncer gástrico aún es controversial, sin embargo, en varones con diabetes y obesidad asociados, hay un mayor riesgo.

SITUACIÓN EN CHILE

El cáncer gástrico en nuestro país ocupa el primer lugar como causa de mortalidad por tumores malignos con cerca de 3.200 fallecidos por año, esto equivale a una tasa de mortalidad de 19/100.000 habitantes.

La edad promedio de diagnóstico de cáncer gástrico es 58 años, y cerca de 2/3 de la población consulta con un carcinoma muy avanzado y están fuera del alcance de la cirugía (inoperables). La mayor incidencia está en el centro-sur del país y menor incidencia en las zonas extremas.

Por tanto, la prevención es el aspecto más importante para la pesquisa precoz y el tratamiento quirúrgico oportuno, el pronóstico de sobrevida se ensombrece cuanto más tardíamente se pesquise la enfermedad.

Dr. Ricardo Blacud, Cirugía General y Digestiva.