Mamografía en Clínica Chillán

¿Qué es la mamografía?

La mamografía es el examen radiológico específico para examinar las mamas, que utiliza rayos X de baja dosis con el objetivo de detectar cambios o alteraciones en la glándula mamaria.

¿Para qué sirve?

La mamografía permite observar la estructura de la mama, por esta razón es utilizado en las mujeres aparentemente sanas o asintomáticas (sin síntomas), como herramienta de exploración para detectar de manera temprana el cáncer de mama(s).

Además este examen, permite detectar o confirmar lesiones mamarias, en mujeres que presentan síntomas tales como nódulos o “porotos”, retracción del pezón, secreción por el pezón, dolor, etc.

¿Por qué es tan útil?

La mamografía es tan útil, porque aún no se ha encontrado la forma de prevenir el cáncer de mama, pero sí está demostrado por estudios científicos, que la mamografía disminuye la mortalidad por esta enfermedad, gracias a que posibilita el diagnóstico de una lesión maligna cuando es lo suficientemente pequeña, como para permitir su curación a través de tratamientos menos invasivos.

¿Es tan eficaz?

Efectivamente la mamografía es el examen más eficaz para detectar cáncer de mama, pero la eficacia de este examen como método de pesquisa o diagnóstico precoz, dependerá de la regularidad con que se realicen los controles, porque deben ser anuales a partir de los 40 años de edad.

¿A qué edad se recomienda hacer?

Las pautas actuales de importantes organizaciones de salud*, recomiendan a las mujeres realizar una mamografía basal alrededor de los 35 años y una mamografía de control anual a partir de los 40 años.

La investigación ha demostrado que las mamografías anuales logran la detección temprana del cáncer de mama, antes que el tumor sea palpable o que se manifieste con otro síntoma, etapa inicial en que existen mayores probabilidades de conservar la mama y de curación de esta enfermedad.

¿Hasta qué edad se recomienda hacer?

Toda mujer aparentemente sana, debe controlarse anualmente con mamografía hasta al menos los 70 años de edad y luego si es una persona activa, saludable y vital es recomendable continuar con los controles anuales, o bien distanciarlos cada 18 meses.

¿Si soy menor de 35 años puede ser perjudicial para mi salud hacerme una mamografía?

Si usted es menor de 35 años, se ha palpado un nódulo, presenta retracción del pezón o de piel, salida de líquido o secreción sanguinolenta por un pezón, o enrojecimiento de la mama, debe tomarse una mamografía diagnóstica lo antes posible, que permita detectar o descartar una lesión maligna, sin prejuicio alguno para su salud.

Aún más, si usted es menor de 35 años, no tiene síntoma alguno pero desea tomarse una mamografía, para su tranquilidad puede hacerla, porque no afectará en lo absoluto su salud.

¿A qué edad se recomienda que las mujeres de alto riesgo comiencen sus controles con una mamografía anual?

El Instituto Nacional de Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés) recomienda a las mujeres que han sido tratadas por cáncer de mama, continuar con controles anuales independiente de la edad.

En relación a las mujeres consideradas de alto riesgo, por antecedentes familiares o genéticos de cáncer de mama, deberían ser asesoradas por un mastólogo, – médico especialista en patología mamaria-, respecto a qué edad y con qué frecuencia les corresponderían comenzar sus controles mamográficos; pues algunas mujeres podrían requerir mamografías anuales antes de los 40 años de edad.